jueves, 10 de agosto de 2017


Nathaly Ramírez

Por: Judith Molina

Originaria de la Perla de Oriente (San Miguel), El Salvador C.A., estudiante de licenciatura en Idioma Ingles, destacada en las becas del Programa Global de Intercambio de Pregrado (Global UGRAD) por sus siglas en Ingles, ¡SUPÉRATE! y Programa de Honor UNIVO. 


El principal motor para luchar se llama metas“muchas de las metas que me propuse cumplir de pequeña son en las que he estado trabajando, han sido para lograrlas a corto y mediano plazo”, cuenta.

La educación superior, la realizó gracias a las becas que brinda la Universidad de Oriente (UNIVO), “me dio la oportunidad de continuar mis estudios de educación superior con su programa de becas a estudiantes con alto rendimiento académico. También, ésta institución es un soporte para becas a nivel internacional”.

Del mismo modo, cumplió una pasantía en West Liberty University, Estados Unidos, experiencia que le brinda nuevos conocimientos, “mi vida dio un giro total al ser una estudiante de intercambio en West Liberty University, exploré muchas áreas académicas, profesionales y personales que cambiaron mi manera de pensar con respecto al mundo. Asimismo, conocer gente de otros países, hablar de aspectos culturales y vivir tantas experiencias inolvidables, me enseñó que no hay límites para lograr mis metas”. Afirma entusiasmada.

Conjuntamente, la educación es la mejor arma para tener un mejor desarrollo de país, trabaja en ello, “se busca identificar desventajas académicas y personales en niños y jóvenes de zonas vulnerables por violencia, para generar soluciones mediante programas y actividades con un componente educativo”.

Además, el tener mayor preparación educativa genera deseo de transmitirla, los niños son la buena tierra en la que siembra la semilla del saber, estoy trabajando en programas con niños, estimulando el pensamiento crítico y creativo. Creo firmemente en el potencial que tienen los niños para ser agentes de cambio, si sembramos ahora una buena semilla en ellos los resultados serán sorprendentes”confía.

Asimismo, el constante esfuerzo de brindar clases de inglés a niños de escasos recursos nace de la propuesta de enseñar a quienes deben dar una mejor cara al país y sobrepasa obstáculos, “al principio las clases eran en mi iglesia y no contábamos con el material didáctico necesario, ni la infraestructura adecuada para impartir clases. Empecé a buscar a alguien que pudiera respaldar este programa, fue en eso que la Sub- dirección de inglés del Centro Cultural Salvadoreño Americano en San Miguel, propuso ejecutarlo en sus instalaciones. Todo por los niños, ostenta.

Tiene su propia motivación y prioriza las actividades, “me motivan los proyectos sociales, tocar la guitarra y el piano. Es difícil encontrar un balance entre la agenda diaria, pero me gusta mantenerme siempre ocupada en algo, lo que me funciona es escribir una lista de actividades a realizar para no olvidar lo que debo hacer; así que cada noche escribo lo que pienso hacer el siguiente día finaliza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario